lunes, enero 18, 2021

6 creepypastas y mitos urbanos en internet

Mas leido...

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​ En la mañana del dieciocho de diciembre, los escolares de la urbe de...

El Toro de Falaris: una de las torturas más horrorosas del mundo

Conocemos muchos instrumentos de tortura merced a la Inquisición mas, ¿conocíais este toro metálico? El Toro de Falaris es...

La tortura del Águila de sangre

La insigne Águila de Sangre fue una tortura norteña que se resalta por su bestialidad. Nos tenemos la posibilidad de consultar...

Admiro y sobre todo disfruto de leer un buen creepypasta. Los realmente buenos no son nada simples de hallar en la Internet, mas una vez localizados son una fuente increíble de imaginación y inventiva. Las historias y leyendas siempre y en toda circunstancia espantosas acostumbran a dejar al lector con la duda en psique, pese a que todas y cada una estas historias no se sostienen bajo ninguna patentiza real. En verdad, si bien se esté siendo consciente de que la mayor parte son patrañas, aún resultan sorprendentes, especialmente cuando se hace referencia a cosas reales en el creepy, al entremezclar la realidad con la ficción.

Esta entrada destaca ciertas historias tradicionales de creepypasta. Son leyendas urbanas que tuvieron bastante éxito y que en cierta forma forjaron el camino actual de la cultura del creepypasta, para las personas que habitúen a leerlos quizás no presenten ninguna novedad, mas merece la pena rememorar de qué forma empezó todo.

1. La escultura.

escultura angel camposanto
Hace unos años, un matrimonio del Estado de Oklahoma, EE.UU., decidió tomarse una noche para matar la rutina. Resolvieron salir a cenar a la urbe. Siendo progenitores de 2 hijos y frente a las estrictas leyes estadounidenses respecto al abandono de menores, llamaron a su niñera de confianza.

Cuando la niñera llegó, los pequeños ya dormían. Entonces la empleada se sentó junto a ellos y se cercioró de que todo anduviese bien. Después esa noche, se aburría y fue a ver la T.V., más no logró verla en la recamase por el hecho de que no había T.V. por cable (los progenitores no deseaban que los pequeños viesen algo incorrecto en la TV). Entonces llamó a sus progenitores y les preguntó si podía ver la TV en el dormitorio de la pareja. Evidentemente, los progenitores se lo dejaron, mas la niñera tenía una última petición… preguntó si podía cubrir la escultura del ángel que estaba en la habitación de los pequeños con una toalla o bien una manta, en tanto que la ponía nerviosísima. El teléfono quedó en silencio durante un momento, y el padre, que estaba al teléfono con la niñera charló desesperadamente:

“… ¡lleva a los pequeños fuera de la casa ahora! ¡Llamamos a la policía! ¡No tenemos ninguna escultura de un ángel!”

Después de 5 minutos de ser sobre aviso, la policía halló los 3 cuerpos de los ocupantes de aquella casa fallecidos. Jamás se halló una escultura. No había indicios de invasión. Ninguna patentiza, salvo las víctimas que murieron por golpes con un objeto tajante. El caso jamás fue resuelto y se transformó en una historia legendaria urbana.

2.Al filo de la supervivencia.


En Berlín, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, el dinero escaseaba, los suministros se agotaban, y daba la sensación de que todo el planeta moría de apetito. A lo largo de este periodo, las personas contaron la historia de una joven que decidió asistir a un hombre que andaba a ciegas entre una multitud.

La historia de leyenda cuenta que los dos empezaron a charlar y el hombre le preguntó si podía hacerle un favor: “¿Podrías dar esta carta en la dirección escrita en el sobre?” Bueno, el sitio le quedaba en camino a su casa, con lo que admito sin más ni más. La muchacha empezó su camino para dar el mensaje, cuando apreció algo en la dirección, un número que no podía distinguir, no sabía si se trataba de un “4″ o bien “9″. Se volvió nuevamente cara el hombre ciego y se percató de que había emprendido una escapada entre la gente sin sus lentes oscuras ni su bastón, tal y como si estuviese huyendo.

Ella, como es natural, halló aquella actitud sospechosa, y en vez de ir a casa fue a la policía. La policía, que tenía sospechas de que algo pasaba en la zona por los incidentes registrados, visitó la dirección para revisar si existía alguna conexión con sus sospechas. Una vez allá, hicieron un descubrimiento espantoso, 3 carniceros cortaban carne humana y la vendían a la gente hambrienta por un coste afable.

¿Sabes lo que había en la carta que el hombre le dio a la joven? Una nota, apenas se limitaba a decir: “Esta es la última que mando para el día de hoy.”

3. No solamente los perros lamen.


No solamente los perros lamen
Una pequeña de quince años, famosa en la historia sencillamente como “girl“, decidió que era suficientemente mayor para quedarse sola en casa, desechando un viaje con sus progenitores a lo largo de un fin de semana. Además de esto, si algo pasaba tendría a su leal can para resguardarla.

Al llegar la noche, cerró todas y cada una de las puertas y trató de cerrar las ventanas, mas una se negó a cerrarse. Tras mucha insistencia, la muchacha se rindió y dejó la ventana abierta. Se dio un baño y se fue a dormir. Su can tomó su lugar de costumbre bajo la cama.

En el medio de la noche se despertó debido al sonido de un goteo incesante proveniente del baño. Estaba demasiado atemorizada para ir a ver de qué se trataba. Metió la mano bajo la cama y sintió una relamida. Eso la alivió y volvió a dormir. Después, se despertó de nuevo con el sonido de las gotas. Miedosa, de nuevo extendió su mano bajo la cama, sintió una relamida y se volvió a dormir. Despertó después de nuevo, extendió otra vez su mano y sintió la relamida.

Preocupada por el sonido del goteo, se levantó y paseó de manera lenta cara el baño. El sonido de las gotas cayendo se hacía poco a poco más fuerte mientras que se aproximaba. Llegó al baño y encendió la luz. Ahí mismo fue testigo de una escena horrible: colgando en la ducha estaba su can, con un corte durante toda la garganta y la sangre goteando en la bañera.

En el espéculo del baño, algo llamó su atención. Escrito con la sangre de su cánido estaban las palabras “NO SOLO LOS PERROS LAMEN“. La chavala entró en pavor y salió corriendo hasta la granja más próxima, hasta hoy no sabe quién o bien que mató al animal.

4. El anciano.


Cuenta la historia de leyenda que se podía ver a un anciano realmente triste deambulando por las calles de una pequeña urbe en el norte de los E.U.. Hacía mucho que el anciano andaba sin un rumbo, siempre y en todo momento con esa inseguridad que por instantes tenemos, de no saber lo que haremos.

Cierta noche, el anciano andaba por una calle obscura que concluía en una encrucijada. Sin rumbo, perdido en el medio de la negrura de la noche que lo rodeaba, empezó a oír una voz, al empezó distante y también indistinguible, mas que pronto aumentó y daba la sensación de que se estaba acercando. En la penumbra, el anciano consiguió ver la manera de una mujer, que cantaba sus palabras, y miedosa se acercaba en dirección al anciano diciendo, “¿Cuál es tu tercer deseo?”

El viejo, bastante confuso, cara un esmero por ver a la mujer. Prosiguió su camino, pensando que no se dirigía a él. Mas la mujer se volvió, bailando y canturreando las palabras en torno al anciano: “Ahora tu tercer deseo. ¿Cuál es? ”

El hombre, ya enojado, se detuvo. Trató de enfocar su mirada sobre la agitada mujer y preguntó:

– “Maldita sea, ¿Qué deseas mujer?”

Ella de nuevo le afirmó cantando:

-“Tu tercer deseo.”

-“¿Tercer deseo?” – El viejo estaba confundido – “¿De qué forma puedo tener un tercer deseo si no he tenido un primero ni un segundo?”

– “Ya has tenido tus 2 deseos” – tarareo la mujer- “pero tu segundo deseo fue que volviese todo a como era antes que solicitaras tu primer deseo. De ahí que que no recuerdas nada; por el hecho de que todo es como era ya antes de cualquier deseo.”

Ella siguió, apurando al pobre hombre. “Entonces, tienes un deseo sobrante. ¿Qué pedirás?”

– “Está bien” – exclamó el anciano – “Yo no creo en esto, mas no hay nada de malo en querer. Yo deseo saber quién soy.”

“Que entretenido,” – afirmó la mujer mientras que cumplía el deseo y desaparecía – . “ese fue tu primer deseo.”

En nuestros días se sabe que aquel anciano cambiaría todo cuanto tiene por no saberlo.

5. Existencia.


muñeca cerámica
Bien, lo que narraré ahora le ocurrió a una vieja maestra de la universidad, una persona que tenía una visión clarísima y completa de los fenómenos que engloban la pluralidad de las existencias. Esta maestra mía siempre y en toda circunstancia había tenido complicadas para quedar encinta, llegó a hacer diferentes tratamientos mas jamás pudo conseguirlo, hasta el momento en que un día…

En los comienzos de los años noventa, se descubrió encinta, hecho que confirmó con un análisis sanguíneo después de las ocho primeras semanas gestacionales… El embarazo le trajo mucha alegría a ella y a su marido, mas llevó consigo un miedo, un miedo de perder ese tesoro que aguardaba debido a las dificultades naturales de los embarazos de alto peligro.

Debido a este temor, solo su marido y su madre se enteraron que estaba en estado de gravidez, y se comprometieron a guardar el secreto hasta el momento en que fuera bastante difícil de esconder debido al desarrollo del útero, mas en ocasiones la vida da sorpresas. Un par de semanas después, se generó un horrible aborto, hecho que indudablemente fue un duro golpe para su familia.

Tras dieciocho meses, la pareja fue bendecida con un nuevo embarazo, merced a Dios este llegó a término, y le dio a una preciosa pequeña llamada Ana Julia.

Un día, cuando tenía seis años, Ana llegó hasta a mi profesora, y le dijo:

– Mamá, ¿tu tenías otro hijo ya antes que ?, ¿no?

Mi profesora se sorprendió, tras todo, habían acordado que aquel horrible acontencimiento fuera sepultado, tan grande era su dolor y decepción, que no deseaba que su pequeña se enterase de estas cosas a tan temprana edad, y de esta forma, tratando de descubrir quién había ido a contárselo le preguntó:

– ¿Quién te afirmó eso, Ana?

Y la pequeña respondió:

– Absolutamente nadie, mamá… no llegue en aquel instante pues no estaba lista.

6. La fotografía del celular.


La Historia lúgubre de la fotografía del celular:

«Hace ciertos años, la prima de un amigo (madre soltera) ganó en su aniversario un celular nuevo. Tras un largo día de trabajo dejo su teléfono encima de la mesa y empezó a ver la TV cuando, después de volver de la escuela, su hijo se le aproximó y le preguntó si podía jugar con el nuevo dispositivo. Se lo dejó, mas le afirmó que no llamase ni enviara mensajes de texto a absolutamente nadie, situación con la que de forma inmediata estuvo conforme el pequeño.

En torno a las 11:20 de la noche, cuando por último se fatigó de ver la T.V., decidió llamar a su hijo y también ir a dormir. Se dirigió a la habitación del pequeño, solo para poder ver que no se hallaba allá. Entonces fue a su habitación para localizarlo durmiendo en su cama con el teléfono en la mano. Al navegar por su teléfono celular, se dio cuenta de ciertos cambios menores, como un nuevo papel tapiz, un tono de llamada diferente, etcétera

Cuando llegó a la sección de fotografías empezó a borrar las últimas imágenes capturadas hasta el momento en que se halló con la última. Cuando la vio por vez primera, no podía creerlo. Era su hijo, durmiendo en su cama, mas la fotografía parecía haber sido tomada por alguien más. Era la mitad izquierda de un semblante de algo que aparentaba ser una mujer anciana».

- Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Lo ultimo

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​ En la mañana del dieciocho de diciembre, los escolares de la urbe de...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -