Delirio del Rey de la Roca

Mundo Gore Noticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 

Roca Rey voló la escuadra en su primera chiquillada. Sin paliativos. Como suena Ya con el capote, en mezcla de chicuelinas y tafalleras, la cosa dio el primer aviso de cómo iba a durar el torero peruano. El toro, un castaño con un afinidad muy serio, se sumó a la fiesta pese a conducirla a palos. Se aplaudieron dos parejas de Antonio Chacón. Y Rock entró en entusiasmo. A la hora de la apoyo, no hubo pruebas: Roca se tiró de rodillas en el hidrante y, con tal disfraz, le pegó por la espalda y tantos otros como bandera. La fiesta no había hecho más que aparecer. Con una certeza insultante y un valencia tremendo, la tarea fue una serie continua de corridas de toros a dos manos. Apoyo potente, mano muy desestimación y un toro entregado que nunca dejaba de embestir. Los cambios de mano, sin espada en mano, fueron los fuegos artificiales finales. El punto, un volcán. Y el postrer tiempo, el culminación. El toro, domado en rejas pero aplanadora en la apoyo, fue volcado a remolque. Discutido valentía de la caja? ¡Seguro!



El sexto no tuvo entrega. El toro, que incluso es domado en varas, sale disparado del heroína cuando siente el fierro, y menea en banderillas. Pero a Roca Rey le sirven todos los toros. Y esta mansedumbre, sin entregarse, no fue menos. La tarea esta vez no fue brillante, pero tuvo gran capacidad. Ya fuera de cerca o de media distancia, cada posición le servía a Roca para traer y padecer al toro según sus deseos y caprichos. Mucha tozudez deshaciéndose de los embates del toro con una solvencia ataque. El toro no quiso, pero su matador sí. Los últimos alardes fueron los previos a una poderosa estocada. Delirio en las líneas.



Difícil el segundo de la tarde, el primero de Román. No se fijaría con el túnica, se domó en varas y en banderillas pasó un mundo antaño de cambiar el tercero. Morante puso un insignia de director de lucha, pero ni eso. Por su parte, Pablo Simón, que toreó este toro, se sudó la camiseta durante un trabajo muy tedioso. De tablas desmontadas, barbudas, llegó a la apoyo de Roman y confeccionó una prenda. Pero el valenciano, firme y muy robusto, supo utilizar un batalla muy complicado. Luego de que aparentemente se entregó el toro, la tarea tenía poder: mano desestimación y carrera larga. Una obra de paranoia. Lucha sin cuartel. Roman fue sembrado en las dos pitones y pudo reafirmarse en ambas. Uno con un cofre rotundo y monumental fue una firma recibida con entusiasmo. A estas cielo, el toro ya estaba incómodo y más que posado a la hora de matar. Roman tuvo que corregir varias veces, pero la espada no penetró como debería.



De ataque cálido y de mucha calidad, el botellín. Toro incluso con puntos finos, que tuvo su blandura en los palos pero cedió en el tercio final. El toro sorprendió a Román, que interrumpió la dedicación pública e improvisó unos ayudantes a su salida. Asumiendo el toro, comenzó la fiesta. Compromiso total de la serie valenciana y afines en la tauromaquia en la ronda. Muy cosido el toro en la poderosa apoyo de Román. Siempre descarado, Román abrió círculo en el toreo por la izquierda, donde el toro incluso demostró su calidad. Los intercambiados por detrás, por la derecha, llegaron a mucha masa. ¡Pero desafortunadamente! La espada volvió a cruzar el camino y la puerta posiblemente magnate desapareció. Es una pena. La historia se repitió y el toro se dio la revés en el tren. Al final, solo cuenta el maniobra con la apoyo. La mansedumbre en las varas es un asunto trivial. O eso parece. Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento Innovacion y creatividad



El primero no solo tardó varios minutos en saltar al ring, sino que nadie más durar se plantó frente a las capas sin querer entender nadie. Trabajo minucioso, así el toro acabó entrando en el capote de Morante, que perfilaba un par de Verónicas marca de la casa. Pero el toro ya había cantado sobre su estado. El hombre de Victoriano del Río, castigado con bastones, se volvió reservado, reservado e inseguro. Unas series con la derecha, con algún muletazo sustancioso y se pierde la cuenta. Incluso el propio Morante pidió que la música dejara de sonar como clara señal de que no se había transmitido cuenta. Breves torpezas y problemas al final cuando el toro hizo un hilo y el torero pisó el acelerador.



La sala, muy desgastada en los bares, llegó cansada, sin chispa en la apoyo. De un ataque mortal, todo lo que Morante necesitaba eran algunos naturales, algunos ayudantes y una pequeña zanja. A la pitón derecha, el toro fue llevado a tierra de nadie y molestó a Morante.



Del Rio / Morante, Roca, Romano



Toros de Victoriano del Río, de correcta presentación y maniobra desigual. El tercero y el botellín, de gran calidad en apoyo pero domados en bastones, se volcaron a remolque.



moro de Puebla: dos pinchazos (silencio); una y media metisaca (silencio).



romano: cuatro pinchazos y estocada-aviso (saludo): reventón, estocada, marca-aviso- y dos más (regreso al ruedo).



Roca del orgullo: estocada magnate sin punta (dos orejas); Estocada sin sentido (oreja).



plaza valencia. 15 de julio. Segunda feria. Casi las tres cuartas partes.



Toda la civilización a tu medida te demora aquí.



Suscribirse a



interpretación muy innovador



Toda la información sobre estrenos, críticas y películas de verano en el boletín semanal de cine



REGISTRARSE



The post Delirio del Rey de la Roca appeared first on Mundo Misterios.



Delirio del Rey de la Roca

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://mundomisterios.com/delirio-del-rey-de-la-roca/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20