Isabel Pantoja, en el Madrid Pride: “Tu orgullo es mi orgullo. Soy uno de ustedes”

Mundo Gore Noticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 

Bueno, eso sería todo. El divulgado corea: “Ay, ay, ay, Pantoja es lo que es”. Es viernes otra vez: “Ay, ay, ay, Pantoja es lo que es”. Bueno no. Isabel Pantoja Martín “que Maribel debería convertir en privada” ha puesto patas en lo alto la Plaza de España de Madrid seis meses luego de su reapertura. A su forma, por supuesto. Dos horas más tarde de lo esperado. Todo tiene una explicación en este orgullo excepto la bandera arcoíris que cuelga del Palacio de Cibeles. “La Pantoja no sale ahora”, explica un orientador entre bastidores cerca de de las 10:00 am, “porque hay mucho lío por el tema sonoro y el desfile de Mister Gay; Lo mejor de todo es que sale y deje al final”. Que viernes por la tinieblas. ¿Qué pasará, qué secreto habrá? El divulgado sigue a capella: “Se me enamora el alma, me enamora”. Un moderador, para continuar la aplazamiento, va con todo. No es para menos. La Pantoja vuelve a Madrid 1.000 días luego de su harto total en Wizink. “Vamos, Marinero de las Luces”. El divulgado alega:



Protector silencio.



Si hay que animar a la multitud a esperar, qué mejor que otra fortuna de Eurovisión de este año 2022. La de Rumanía, con símbolo en inglés pero con un importante toque en castellano: “Hola mi bebé, llámame, llámame”. . La Pantoja sigue sin contestar. Anuncios en el marco: “Disfruta con responsabilidad”. A posteriori de todo, el divulgado está impaciente. Isabel, Isabel! La Bizarría de Míster Gay continúa. Más retraso. Un violinista aparece en las escaleras con un vestido frito.



“¿Se va ahora?”



-Sí. Eso nos dijeron a la una, pero ya nos fuimos.



Lo que más afecta es lo que sucede a continuación. Suscríbete para no perderte nadie.



Suscribirse a



Más músicos. Son 19 en total, son 0:13. El presentador comienza a repasar la historia del cantante. “Subió por primera vez cuando tenía siete abriles.” El divulgado alega: “Ehhh”. Pantoja sigue sin funcionar. “Es la actor más querida por el colectivo LGTBI en este país. Ella más que merece el premio Mister Gay por eso.” De repente, el hermano de la cantante, Agustín, aparece y se para en la mesa de mezclas. No quieres fracasos de última hora. Un video con un repaso a su vida aparece en un Pantallón. De fondo: “Esta es mi vida…”. Y entonces. Un técnico grita:



-Un minuto-.



Bandada de fotógrafos. Vestido con un traje frito, emocionado, con dientes blancos y relucientes. Tome la palabra: “Gracias a todos. Gracias por estar aquí tantas horas. Te observé desde la habitación. Yo estaba emocionado. Hace muchos abriles que quieren darme este premio. Por muchas razones no fue posible. Hoy se hizo sinceridad”. El divulgado explota: “Isabel, Isabel”. Ella alega: “No sabes lo que se siente. Soy uno de ustedes. Por los siglos de los siglos. Por siempre, cuídate”. El huésped dice: “Isabel, viniste a reunir un premio”. Despierta al actor que llevas adentro. Da vueltas. Mira la mesa con cara de matar a alguno: “Rever, muéstrame más respeto aquí en lo alto”. Y continúa: “Me haces gimotear. Tu orgullo es mi orgullo. Sin ti, el que está aquí no aguantaría. Este colectivo lo llevo en el alma desde que empecé a cantar. Este colectivo es sólo LGTBI. Por los siglos de los siglos”.



Cuenta la divisa que en la finca más famosa de España -ahora envuelta en herencias envenenadas- hay una televisión que emite vídeos de Isabel Pantoja en una habitación las 24 horas del día. No es Telecinco, que por cierto tarda en añadir un canal así a Mitele Plus. La cuento, dicen los expertos, repite los videos de YouTube. El predio Cantora -que debería ser público parque franquista, escribió un día Boris Izaguirre en este diario- tarde o temprano transmitirá su discurso esta tinieblas durante la Semana del Orgullo en sus pantallas. Más como lo fue. En otras palabras: pa´cantora hoy, tú. Tu club de compras Comida Barata Online Club de compras



Marta Ramos, de 17 abriles, y Aidan Romero, de 16, en la zona de Plaza de España.



Y sale a cantar. Suena como enamorarse y mi alma se está enamorando, que el divulgado canta como propia. Buena voz. Está en forma. “Gracias a mi hermano, mi peluquero, mi maquillador. Gracias a mis peñas, os mando todo mi cariño y cariño”. Pantoja dice tras las dos canciones: “Tengo que guiñarle el ojo a la multitud que me proxenetismo acertadamente, que me proxenetismo acertadamente. Puede que no sea exacto, pero se lo dedico de todo corazón a mi temperamento y a mi hermano del alma Juan Gabriel: “Perdóname si te hago gimotear, perdóname si te hago sufrir, pero está fuera de mis manos, yo tengo”. enamorado, me enamoré, me enamoré…”. Y así se inauguró la Plaza de España seis meses luego.



Dos horas antaño, eso sí, Marta Ramos, liguero frito, bandera del arcoíris como un superhéroe, y Aidan Romero, 16, aro en la trompa y pelo corto, dicen que vinieron a ver a Pantoja. Los jóvenes de TikTok están jadeando. Ahí está.Otra historia, claro, es cuando supieron quién era Pantoja. “Bueno, hace unos días y ayer [por este jueves] empezamos a escucharlo hasta las cinco de la mañana”. Sonriendo, Romero es un poco más específico. “La conocemos de Sálvame, que mi matriz ve todos los días. Hoy me dijo que puedo datar tarde a casa porque quería visitarla”.



“¿Una canción de pantoja?”



“El del velero”.



¿Qué es este marinero de luces? Nadie duda que este velero cargado de sueños se llamará “el del velero que” a partir del 8 de julio de 2022. De espaldas a la gran estatua de Miguel de Cervantes, todo está abarrotado. Miles y miles de jóvenes, madres, adolescentes, esposos, parejas, matrimonios, abuelos, amigos, muchas pandillas rodeando bolsas de hielo con licor, como las míticas fogatas en la playa, botellones, muchos botellones, olor a cerveza caliente. – Una cosa es que Pantoja sale a balbucir y la otra está esperando a que ella hable, banderas arcoiris, más banderas arcoiris, fuegos artificiales rosas, amarillos, blancos, verdes como estrellas fugaces. Tenebrosidad de verano en Madrid con brisa.



En un rincón del marco y con mascarillas -probablemente las únicas en toda la plaza- José Cobo, de 62 abriles, que tiene un articulación como la pierna izquierda de Roberto Carlos, y Paloma Pérez, de 62, de luceros azules y brillantes. Vienen de Ponferrada solo para ver a Pantoja. “Me encanta, me encanta la pantoja”, dice. Cobo audición, pero dice con las manos que ya está hablando. Pantoja habrá dividido a su clan, pero poco se deje de los que mantiene unidos. “Le encanta, le encanta”, dice Cobo, que ahora está haciendo uno de esos movimientos de cerviz de cascabel – “el oscuro está bailando y el de las luces de marinero”. O sea, los de ese velero. .



Suscríbete a nuestro boletín diario sobre Madrid aquí.



The post Isabel Pantoja, en el Madrid Pride: “Tu orgullo es mi orgullo. Soy uno de ustedes” appeared first on Mundo Misterios.



Isabel Pantoja, en el Madrid Pride: “Tu orgullo es mi orgullo. Soy uno de ustedes”

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://mundomisterios.com/isabel-pantoja-en-el-madrid-pride-tu-orgullo-es-mi-orgullo-soy-uno-de-ustedes/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20