“La Gran Narrativa”: el capitalismo resiliente, inclusivo y sustentable. El disc…

Mundo GoreNoticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 “La Gran Narrativa”: el capitalismo resiliente, inclusivo y sustentable. El disc…





“La Gran Narrativa”: el capitalismo resiliente, inclusivo y sustentable. El discurso dominante bajo autoría del Foro de Davos



Durante los últimos años un conjunto de conceptos le han ido dando forma a la ideología dominante. Palabras como “inclusión”, “resiliencia” o “sustentabilidad”, entre otras, hoy resignificadas, han pasado a formar parte del glosario progresista “bien pensante” que se repite como mantra en medios de comunicación, universidades y debates públicos. Como predicadores de una religión New Age salen activistas, militantes, políticos y empresarios a llevar la palabra, no de Dios sino del Dinero. Todo el vocabulario salido de las multinacionales, promovido por multimillonarios y filántropos, se ha convertido en el discurso dominante, en el palabrerío posmoderno. La Gran Narrativa de la época bajo la autoría del Foro de Davos.



-Cristian Taborda.



La gran narrativa y el metaverso: una visión distópica del futuro.



Por Derrick Broze*



A medida que el Foro Económico Mundial regresa a su reunión anual en Davos, Suiza, la “organización internacional para la cooperación público-privada” ha lanzado la próxima fase de la agenda The Great Reset: The Great Narrative.



Los días 11 y 12 de noviembre, el Foro Económico Mundial celebró una reunión de dos días llamada “La Gran Narrativa” en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, para discutir “perspectivas a más largo plazo” y “co-crear una narrativa que pueda ayudar a guiar la creación de una visión más resiliente, inclusiva y sostenible para nuestro futuro colectivo” . El WEF reunió a futuristas, científicos y filósofos de todo el mundo para idear su visión de cómo restablecer el mundo e imaginar cómo sería en los próximos 50 años. Las discusiones se recopilaron y publicaron en el libro, The Great Narrative, en enero de 2022.



El lanzamiento del libro The Great Narrative coincidió con la reunión anual del WEF del 17 al 21 de enero de 2022 en Davos, Suiza, con el enfoque “Trabajando juntos, restaurando la confianza”. Según el WEF , la reunión estuvo centrada en “acelerar el capitalismo de las partes interesadas, aprovechar las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial y garantizar un futuro del trabajo más inclusivo” . El mensaje es esencialmente el mismo que el WEF y sus socios han estado pidiendo desde el comienzo del evento COVID-19: un Gran Reinicio de los sistemas económicos, gubernamentales, de salud, de producción de alimentos y tecnológicos que sustentan toda la vida humana.



La agenda del Gran Reinicio fue anunciada a principios de junio de 2020 por el Foro Económico Mundial como una aparente respuesta al COVID-19. El lanzamiento de The Great Reset fue apoyado por Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial; el príncipe Carlos de Inglaterra; Antonio Guterres, Secretario General de la ONU; y Kristalina Georgieva del Fondo Monetario Internacional. El WEF ha pasado el último año haciendo propaganda y asociándose con gobiernos y empresas privadas que comparten sus objetivos de un mundo dirigido por tecnócratas que toman decisiones de arriba hacia abajo para las masas en nombre de la lucha por la diversidad y la sostenibilidad.



Los lectores habituales recordarán que el 18 de octubre de 2019, el WEF se asoció con la Fundación Bill y Melinda Gates y el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud en un ejercicio pandémico de alto nivel conocido como Evento 201. El evento 201 simuló cómo respondería el mundo a una pandemia de coronavirus que se extendió por todo el planeta. La simulación imaginó la muerte de 65 millones de personas, bloqueos masivos, cuarentenas, censura de puntos de vista alternativos bajo el pretexto de luchar contra la “desinformación”, e incluso planteó la idea de arrestar a las personas que cuestionan la narrativa de la pandemia.



Ahora, a medida que la Gran Agenda de Reinicio avanza hacia su segundo año, Schwab y sus asociados en el WEF están cambiando su mensaje y enfoque hacia “La Gran Narrativa”.



La Gran Narrativa y la Cuarta Revolución Industrial



Antes de discutir el contenido real del evento La Gran Narrativa, veamos qué significa una “Gran Narrativa”. En muchas formas de narrativa mediática se define como: “una forma de presentar eventos conectados para contar una buena historia” , o “la narración de eventos relacionados en un formato cohesivo que se centra en un tema o idea central” . En nuestra vida diaria, una narrativa puede verse como la forma en que nosotros, como humanos, llegamos a comprender el mundo que nos rodea. Formamos narrativas o historias sobre nuestras realidades políticas y nuestras relaciones interpersonales.



Además, en filosofía, el término narrativa puede adquirir un significado aún más profundo. Recientemente, Tim Hinchliffe de Sociable escribió sobre el concepto de narrativa en relación con la filosofía:



“La idea es algo que el filósofo francés Jean-Francois Lyotard llamó una “gran narrativa” (también conocida como “metanarrativa”) que, según Philo-Notes, “funciona para legitimar el poder, la autoridad y las costumbres sociales”. — Todo lo que el gran reinicio está tratando de lograr.



Los autoritarios usan grandes narrativas para legitimar su propio poder, y lo hacen afirmando tener conocimiento y comprensión que hablan de una verdad universal. Al mismo tiempo, los autoritarios usan estas grandes narrativas en un “intento de traducir relatos alternativos a su propio idioma y suprimir todas las objeciones a lo que ellos mismos están diciendo”.



Con este entendimiento, el llamado del Foro Económico Mundial por una “Gran Narrativa” debe verse por lo que realmente es: un intento de desplazar todas las demás visiones del futuro de la humanidad al colocar al Foro Económico Mundial y a sus socios en el centro de una narrativa que los pinta como los héroes de nuestro tiempo. Esto encaja perfectamente con la filosofía tecnocrática empleada por el fundador de WEF, Klaus Schwab. Visualiza un futuro en el que las “asociaciones público-privadas” del gobierno y las empresas privadas y los llamados filántropos utilicen su riqueza, influencia y poder para diseñar el futuro que creen que es mejor para la humanidad. En realidad, la filosofía del tecnócrata se fusiona con una mentalidad transhumanista que ve a la humanidad como limitada, defectuosa y necesitada de aumento por medio de la tecnología para acelerar lo que Schwab llama la Cuarta Revolución Industrial.



El primer día de The Great Narrative, Klaus Schwab se sentó con Mohammad Abdullah Al Gergawi, Ministro de Asuntos del Gabinete de los Emiratos Árabes Unidos, para un panel titulado Narrar el futuro. “Estamos aquí para desarrollar la Gran Narrativa, una historia para el futuro”, afirmó Schwab durante el panel. “Nos reunimos hoy para desarrollar una gran narrativa; una historia para el futuro”. Citó a Su Alteza el Jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, Vicepresidente y Primer Ministro de los EAU y Gobernante de Dubái, cuando HH dijo: “El futuro pertenece a quienes pueden imaginarlo, diseñarlo y ejecutarlo. Estamos aquí ahora para imaginar el futuro, diseñar el futuro y luego ejecutar”.



El Ministro Al Gergawi habló sobre el público “buscando un camino para una ‘Gran Transformación’”. El Ministro hizo su parte para hablar de boquilla sobre la justicia social utilizando todas las palabras de moda habituales empleadas por el WEF y la ONU mientras mencionaba que el 1% más grande del mundo posee más riqueza que nunca, los pobres del mundo viven con menos de un dólar al día. y el cambio climático. Al Gergawi también mencionó repetidamente que “el futuro pertenece a aquellos que lo imaginan, lo diseñan y lo implementan”, además de discutir la próxima etapa de la evolución humana y el papel que jugará la tecnología.



“La evolución humana ha pasado por fases: descubrimos el fuego, descubrimos la rueda; hoy, con la tecnología, pase lo que pase en los próximos 50 años, será totalmente diferente. Entonces, para nosotros, como humanidad, durante cientos de miles de años hemos estado a un ritmo normal”, declaró el Ministro de Asuntos del Gabinete de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammad Abdullah Al Gergawi. “El ritmo actual es complejo porque por primera vez con la tecnología estamos uniendo nuestra sociedad, nuestra economía, nuestro gobierno, nuestra vida, y hay una sola plataforma. Lo que suceda en el futuro se basará en lo que diseñemos ahora”.



El Ministro también habló de la necesidad de que el gobierno evolucione como institución de la misma manera que hemos visto evolucionar las instituciones del sector privado. Es probable que esto sea una referencia al hecho de que la misión principal del WEF es cambiar el papel del gobierno y las empresas privadas hasta que apenas haya una distinción entre el poder estatal y el privado.



Otro tema que se discutió mucho fue la Cuarta Revolución Industrial (4IR) y el metaverso. El metaverso se discutirá en la parte 2 de esta serie. El 4IR es otro proyecto favorito de Klaus Schwab que se anunció por primera vez en diciembre de 2015. En pocas palabras, el 4IR es el panóptico digital del futuro, donde la vigilancia digital es omnipresente y la humanidad usa la tecnología digital para alterar nuestras vidas. A menudo asociado con términos como Internet de las cosas, Internet de los cuerpos, Internet de los humanos e Internet de los sentidos, este mundo estará impulsado por 5G y tecnología 6G. Por supuesto, para Schwab y otros globalistas, la 4IR también se presta a una planificación más central y un control de arriba hacia abajo. El objetivo es una sociedad de seguimiento y localización en la que se registren todas las transacciones, cada persona tenga una identificación digital que se pueda rastrear y los descontentos sociales queden excluidos de la sociedad a través de puntajes de crédito social .



“Super Computación ubicua y móvil. Robots inteligentes. Coches autónomos. Mejoras cerebrales neuro tecnológicas. Edición genética. La evidencia de un cambio dramático que está a nuestro alrededor y está sucediendo a una velocidad exponencial”, escribió Schwab para el anuncio de la 4IR.



“Cuando escribí mi libro e introduje esta noción de la 4IR como la fuerza moldeadora de nuestro futuro, sentimos que era muy importante que realmente trabajáramos juntos a nivel global para usar el potencial de la 4IR en beneficio de la humanidad. porque la tecnología también tiene ciertas trampas y puede usarse en detrimento de la humanidad”, afirmó Schwab en The Great Narrative. “Así que establecimos esta red de centros en todo el mundo, y ustedes fueron el primer país que respondió positivamente. Me gustaría agradecer al Ministro por la gran cooperación que tenemos aquí con nuestro Centro para 4IR, y también estoy muy feliz de que hayamos reunido aquí a economistas, sociólogos, pero también representantes, científicos que realmente nos pueden ilustrar sobre todas esas nuevas tecnologías”.



Durante el panel Los Próximos 50 Años, Klaus Schwab conversó con Su Excelencia Omar bin Sultan Al Olama, Ministro de Estado de Inteligencia Artificial, Economía Digital y Aplicaciones de Trabajo Remoto, sobre su visión de los próximos 50 años para su país. El Sr. Al Olama también es socio del WEF. Es durante este panel que se aclara la decisión de albergar The Great Narrative en los Emiratos Árabes Unidos. Los EAU han pasado los últimos años promocionándose como semillero de desarrollos de tecnología digital, específicamente IA y robótica. El ministro Al Olama incluso bromeó diciendo que el objetivo de su trabajo era eventualmente convertirse en una forma de IA.



El ministro Al Olama también discutió cómo los hoteles, los taxis y otras industrias han sido revolucionadas por la tecnología digital y la inevitabilidad de la digitalización de la economía. “No va a haber dos economías”, afirmó. “Ahora mismo estamos en este punto de inflexión en el que podemos decir con confianza: economía tradicional, economía digital, pero en un momento, en un futuro cercano, a medida que la 4IR se generalice, solo habrá una economía digital. O una economía, si no es puramente digital, se habilita por medios digitales”.



Esta discusión sobre la inteligencia artificial, el 4IR, una sociedad digital sin efectivo y el Gran Reinicio son absolutamente vitales para que la persona promedio la comprenda. Estos tecnócratas no elegidos continúan organizando eventos y publicando informes como si la gente del mundo estuviera pidiendo su ayuda y orientación. Se esconden bajo una apariencia de benevolencia, pero la fachada se está desgastando y la gente del mundo está empezando a cuestionar la verdadera misión del WEF, la Fundación Gates, la Fundación Rockefeller y actores similares. Para comprender sus verdaderas intenciones, debemos tomar nota de las acciones de las naciones y organizaciones asociadas del Foro Económico Mundial. Esto incluye los Emiratos Árabes Unidos.



Un autoritarismo tecnocrático



Si bien los líderes políticos de los Emiratos Árabes Unidos y Klaus Schwab pueden promocionarse como los héroes de nuestro tiempo, debemos juzgarlos según sus acciones y la compañía que mantienen, no el lenguaje florido que usan para distraernos. El simple hecho es que los Emiratos Árabes Unidos tienen un historial horrible en materia de derechos humanos. La nación es conocida por deportar a quienes renuncian al Islam, libertades de prensa limitadas y hacer cumplir elementos de la ley Sharia. En 2020, los EAU anunciaron la creación de un consejo de derechos humanos para abordar cuestiones de derechos humanos, pero los críticos acusaron a los líderes de “blanquear” el problema. A pesar de las promesas de cambio y relajación de las leyes sobre el alcohol y el divorcio, los Emiratos Árabes Unidos todavía luchan por mantener una imagen de nación libre.



En septiembre, legisladores de la Unión Europea pidieron a los Emiratos Árabes Unidos que liberaran a varios destacados activistas de derechos humanos y otros “disidentes pacíficos” encarcelados en el país. También pidieron boicotear la Expo 2020 en curso en Dubai. (Los propios organizadores de la Expo anunciaron recientemente un compromiso con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas que forman parte de la Agenda 2030 y el Gran Reinicio). La resolución pedía la liberación “inmediata e incondicional” de Ahmed Mansoor, Mohammed al- Roken y Nasser bin Ghaith.



Mansoor es un hombre de 52 años que fue arrestado en 2017 y sentenciado a 10 años de prisión por cargos de publicar información falsa e “insultar el estatus y el prestigio de los Emiratos Árabes Unidos”, incluso en publicaciones en plataformas de redes sociales. Al-Roken es un abogado de derechos humanos que actualmente cumple una condena de 10 años de prisión tras ser declarado culpable de intentar derrocar al gobierno en un juicio masivo en julio de 2013. Bin Ghaith también fue encarcelado durante 10 años en marzo de 2017 por criticar a las autoridades de los EAU a través de las redes sociales.



Según el informe de Human Rights Watch de 2021 sobre los Emiratos Árabes Unidos:



“En 2020, las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) continuaron invirtiendo en una estrategia de “poder blando” destinada a pintar al país como una nación progresista, tolerante y respetuosa de los derechos, pero su feroz intolerancia a las críticas quedó en plena exhibición con la el encarcelamiento injusto continuo del destacado activista de derechos humanos Ahmed Mansoor, el académico Nasser bin Ghaith y otros muchos activistas y disidentes, algunos de los cuales habían cumplido sus sentencias hace tres años y siguen detenidos sin una base legal clara. Decenas de activistas, académicos y abogados están cumpliendo largas condenas en prisiones de los Emiratos Árabes Unidos, en muchos casos tras juicios injustos por cargos vagos y amplios que violan sus derechos a la libertad de expresión y asociación”.



A primera vista, estas acusaciones de violaciones de los derechos humanos hacen que la decisión del Foro Económico Mundial de organizar su evento Gran Narrativa en los Emiratos Árabes Unidos sea extraña. Después de todo, ¿por qué una organización que afirma estar motivada por la creación de un mundo más inclusivo, diverso, sostenible y equitativo haría la vista gorda ante estas preocupaciones inquietantes y se asociaría con los líderes de los Emiratos Árabes Unidos? Sin embargo, esta elección tiene mucho sentido una vez que acepta que el lenguaje del WEF sobre la justicia y el diseño de un futuro mejor para la humanidad es una completa tontería.



En su visión del futuro, usted no será dueño de nada y será feliz cuando las naciones autoritarias como los Emiratos Árabes Unidos se asocien con Big Tech para monitorear el uso de carbono, electricidad y otros recursos de sus poblaciones mientras asignan un puntaje de crédito social para determinar el acceso de cada individuo a privilegios como viajar y trabajar. Esta es la “Gran Narrativa” que los Tecnócratas quieren imprimir en nuestras mentes y corazones en esta “Década de la Transformación”.



¿Quién diseñará el futuro?



Cuando Klaus Schwab inauguró la conferencia The Great Narrative, hizo referencia a las dificultades para “dar forma al futuro”. Específicamente, dijo que hay 3 obstáculos que se interponen en el camino de la agenda del Gran Reinicio del Foro Económico Mundial.



Primero, Schwab cree que “las personas se han vuelto mucho más egocéntricas y, hasta cierto punto, egoístas”. Esto, dice, hace que sea “más difícil crear un compromiso porque dar forma al futuro, diseñar el futuro generalmente necesita una voluntad común de la gente”. Para mí, esto suena como una admisión sutil de que la gente del mundo está más interesada en sus propias visiones personales del futuro que en la visión de los tecnócratas. Esto podría tergiversarse para decir que las personas son “egocéntricas” o “egoístas”, pero otra forma de verlo es que el público no desea tener un esquema de gobierno global que intente planificar sus vidas de manera centralizada.



El segundo obstáculo al que se enfrentan Schwab y el WEF es que “todos nos hemos centrado tanto en la crisis con la pandemia”. El tercer obstáculo para transformar el mundo es que “el mundo se ha vuelto tan complejo” y “las soluciones simples a problemas complejos ya no son suficientes”. Schwab también mencionó que ya no existe una separación entre lo social, lo político, lo tecnológico y lo ecológico: “todo está entretejido”.



“Es muy difícil en una situación así unir realmente a todos e imaginar y diseñar el futuro”, afirmó Schwab. Una vez más, esto parece indicar que Schwab es consciente de que no podrá obligar voluntariamente a todas las naciones o poblaciones a adoptar la visión del Gran Reinicio/Gran Narrativa de los tecnócratas. Habrá reductos disidentes. Habrá resistencia e incumplimiento de la visión centralizada de arriba hacia abajo de la Clase Depredadora.



Sin embargo, a pesar de esta resistencia de la clase trabajadora del mundo, todavía existe un grave peligro de que los tecnócratas, de hecho, logren su visión. La clase depredadora detrás de The Great Reset, Agenda 2030, etc., ha pasado décadas (si no siglos) planificando e invirtiendo billones de dólares en sus intentos de transformación social mundial. Estos psicópatas son plenamente conscientes de la importancia de esbozar una visión de futuro y de dar pasos concretos para diseñar dicho futuro. Mientras trabajan día y noche para hacer realidad su escenario de pesadilla, la persona promedio ignora dolorosamente los planes despóticos que se desarrollan ante ellos. Incluso aquellos que están al tanto de los planes del Gran Reinicio a menudo carecen de acciones tangibles para evitar ser absorbidos por la toma de poder Tecnocrático-Transhumanista.



Si nuestro objetivo es liberarnos de los Grandes Reiniciadores, debemos tener nuestra propia visión del futuro que esperamos diseñar. Deberíamos dedicar más tiempo a trabajar en la manifestación de nuestras visiones de una humanidad libre, próspera y empoderada donde se celebren la libertad individual, la propiedad de uno mismo y la autonomía corporal. Tenemos el poder de imaginar, diseñar y ejecutar nuestra visión del futuro. Tenemos el poder de crear el Reinicio del Pueblo.



https://www.instagram.com/enigmasdeluniversoo/



#EnigmasDelUniverso“La Gran Narrativa”: el capitalismo resiliente, inclusivo y sustentable. El disc…

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/2022/03/22/la-gran-narrativa-el-capitalismo-resiliente-inclusivo-y-sustentable-el-disc/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente