La mano oculta del pasado y el presente

Mundo Gore Noticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 

Las fantasías de conspiración existen desde hace mucho tiempo. Han tomado nuevas formas en el siglo XX, volviéndose cada vez más populares y recurrentes en la era de las redes sociales y la incertidumbre sobre la verdad o la falsedad.



Adolf Hitler fomentó esta forma paranoica de ver el mundo, fue un gran manipulador, y el revisionismo de su obra, vida o crimen devolvió con creces lo que sembró. Muchas de las opiniones sobre el Tercer Reich se alimentan de secretos, mentiras y mitos. Lo que hace Richard J. Evans, un reputado experto de la época, en este compendio es ordenar las principales teorías conspirativas que Hitler y los nazis crearon en la civilización occidental.



Más información



Según el autor anglosajón, los documentos censurados o extraviados y los archivos inaccesibles suelen competir un papel relevante en las teorías conspirativas sobre temas históricos. Y todos tienen poco en global, porque detrás de los grandes hechos históricos siempre hay fuerzas, falsificación deliberada de pruebas por parte de poderosos perpetradores, desaparición interesada o crimen de testigos y “la creencia de que si cualquiera se benefició de un hecho, debe haberlo provocado”. .”



Para comprobar hasta qué punto la imaginación paranoica se ha centrado en Hitler y los nazis, Evans examina cinco supuestas conspiraciones: la falsificación antisemita de los Protocolos de los Sabios de Sión y su uso como “alegato del exterminación”; la inscripción de la “puñalada por la espalda”, que atribuyó la derrota de Alemania en la Primera Cruzada Mundial a un complot para socavar la resistor de las fuerzas armadas en el frente e iniciar una revolución detrás de las líneas; el incendio que destruyó el Reichstag la tinieblas del 27 de febrero de 1933, dando a Hitler el pretexto para avanzar sobre la dictadura carca, núcleo de dos teorías conspirativas diametralmente opuestas, la carca y la comunista; el delirio de Rudolf Hess a Escocia el 10 de mayo de 1941 con una propuesta de paz a los británicos que hubiera puesto fin a la hostilidades más destructiva de la historia; y la fuga de Hitler del reducto de Berlín para acaecer el resto de sus días tranquilamente en Argentina, imaginativo e increíble, alimentando la reputación del líder carca como un ingenio en motivo de un cobarde y suicidándose antiguamente de que las tropas del Ejército Rojo invadieran Berlín en abril de 1945.



Las teorías de la conspiración ahorran a sus adeptos la idea de que baste ver todos los conflictos del mundo como resultado de las malas acciones de un conjunto de conspiradores que, para Hitler y los nazis, eran casi siempre judíos. Eran una minoría en Alemania, poco menos del 1% de la población, pero dominaban el comercio y la industria, las profesiones académicas, la civilización y el arte. Y el socialismo, el comunismo y la República de Weimar fueron una creación habichuela que justificó todas las medidas antisemitas, incluida la aniquilación.



La idea de una conspiración mundial de judíos dedicada a la aniquilación de Alemania fue difundida a través de decenas de publicaciones. No importa que los protocolos fueran una invención “grosera”. Como había dicho el propio Hitler, la prueba de su fiabilidad no había que buscarla en el documento mismo, sino en la historia continua de conspiraciones y conspiraciones de los judíos durante los últimos dos siglos. Todo sobre VPN, reviews, reseñas, VPN gratis, VPN de android e iphone Todo sobre VPN



Todas estas fábulas, ficciones, fantasías y fabricaciones son exploradas extensamente por Richard J. Evans en el texto y en cientos de notas. A las teorías de la conspiración les da igual que los hechos sean verdaderos o falsos, basados ​​en pruebas fabricadas o falsificadas, porque lo que hacen es revelar una “verdad esencial” o “verdades subliminales” que no necesitan demostración empírica.



Desestiman los estudios académicos convencionales como “oficiales, como si miles de historiadores y periodistas de investigación hubieran sido completamente sobornados por los gobiernos para aseverar mentiras o engañados por la propaganda controlada por el estado”. Esos grupos de saberes alternativos que niegan la supervivencia de Hitler, la inscripción de la puñalada por la espalda o el Holocausto no debaten entre ellos y apuntan con sus flechas a los que los historiadores llaman “tradicionalistas”, representantes del “retener oficial”.



Miles de personas siguen estas ideas extravagantes y realidades virtuales en motivo de capotear con las complejidades de lo que ofrecemos los historiadores al examinar cuidadosamente la evidencia, lo que requiere mucho trabajo y, a menudo, el dejación de la parcialidad y los prejuicios. Tzvetan Todorov advirtió hace más de dos décadas: Hay una diferencia “entre reconciliarse con el pasado y usarlo más tarde”. Y en este uso, la historia ya no cae internamente del ámbito exclusivo del historiador profesional, sino que es tratada cada vez más en los medios, en los documentales, en las redes sociales y en la ficción.



Hitler y otros antisemitas, como la mayoría de los teóricos de la conspiración contemporáneos, “vivieron en un capullo ideológico herméticamente sellado, inmune a la crítica racional”. Por eso es tan difícil evaluar conocimientos razonados y argumentados frente a opiniones inventadas o falseadas. En el siglo XX o en la era de la “posverdad” y los “hechos alternativos” de Trump, Orbán, Bolsonaro o Putin. Todo un duelo para los historiadores.





Hitler y las teorías de la conspiración. El Tercer Reich y la Imaginación Paranoica



Autor: Richard J. Evans. Traducción de Gonzalo García.



Editor: Revisión, 2021.



Extensión: 316 páginas. 22,90 €.



Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter o suscribirte a nuestro boletín semanal aquí.



The post La mano oculta del pasado y el presente appeared first on Mundo Misterios.



La mano oculta del pasado y el presente

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://mundomisterios.com/la-mano-oculta-del-pasado-y-el-presente/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20