Mientras Ucrania resiste a Putin, Bielorrusia se convierte en su títere | Crisis ruso-ucraniana

Mundo GoreNoticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 Mientras Ucrania resiste a Putin, Bielorrusia se convierte en su títere

El 27 de febrero, mientras la guerra se desataba en la vecina Ucrania, Bielorrusia celebró un referéndum sobre cambios constitucionales. Se esperaba que los bielorrusos votaran sobre nuevas disposiciones, que fortalecerían el control del presidente Alexander Lukashenko sobre el país.



Más tarde ese mismo día, la Comisión Electoral Central anunció que la mayoría de la gente había votado a favor de las enmiendas, validándolas efectivamente. Pero mientras Lukashenko presiona para consolidar el poder en Bielorrusia, los acontecimientos en Ucrania muestran que solo se está debilitando.



Luchando con una economía debilitada y sin más remedio que apoyar la invasión rusa de su vecino, el presidente bielorruso está en camino de convertirse en un títere de facto del Kremlin, con consecuencias devastadoras para Bielorrusia.



Creciente dependencia de Rusia



Desde las tensas elecciones de agosto de 2020 y la violencia postelectoral que se desató en las protestas populares de los meses siguientes, la legitimidad de Lukashenko se ha derrumbado. Su índice de aprobación cayó a alrededor del 25% y tuvo que depender del apoyo político y económico del Kremlin para sobrevivir.



Durante los últimos 20 meses, el presidente bielorruso se ha reunido regularmente con Putin para informarle sobre la situación en Bielorrusia. En noviembre, firmó un ambicioso programa de integración económica bajo el acuerdo de “unión de estados”, introducido por primera vez en la década de 1990, que podría contemplar el establecimiento de una confederación entre los dos estados.



Uno de los principales problemas a los que se enfrenta su régimen es la débil economía bielorrusa, que actualmente está lastrada por una deuda externa pública insostenible. Aunque representa solo alrededor del 30% del producto interno bruto (PIB) de Bielorrusia, está denominado casi en su totalidad en dólares estadounidenses. Las sanciones occidentales impuestas tras la violencia electoral han impedido que Bielorrusia recaude fondos en los mercados internacionales. Este año, Bielorrusia necesita pagar más de 3.300 millones de dólares en deuda externa y esperaba un préstamo ruso para hacerlo.



A principios de este mes, el Fondo de Estabilización y Desarrollo de Eurasia, liderado por Rusia, rechazó un préstamo de 3.500 millones de dólares a Bielorrusia, a pesar de que el Kremlin prometió considerar refinanciar 1.000 millones de dólares de la deuda bielorrusa con Moscú.



Las sanciones sin precedentes impuestas por Occidente a Rusia en medio de la guerra en Ucrania podrían paralizar aún más la capacidad de Rusia para hacerlo. Las reservas de oro y moneda extranjera de Bielorrusia de 8.500 millones de dólares podrían proporcionar un colchón a corto plazo, pero no a largo plazo.



Mientras tanto, el efecto de las sanciones occidentales postelectorales contra Bielorrusia se ha profundizado en los últimos meses, con Lituania y Ucrania prohibiendo el tránsito a través de sus puertos de potasa bielorrusa, un fertilizante y una exportación clave de Bielorrusia. Aunque Rusia ha prometido ayuda, sus puertos marítimos carecen de capacidad adicional para procesar fertilizantes bielorrusos. Si Bielorrusia no encuentra una logística alternativa para enviar la potasa, podría perder más de mil millones de dólares al año en ingresos.



El comercio es extremadamente importante para la economía orientada a la exportación de Bielorrusia. Ucrania es el segundo mayor socio comercial de Bielorrusia, con exportaciones a su vecino del sur por un total de 4.500 millones de dólares el año pasado. Bielorrusia probablemente perderá algunas, si no todas, de estas exportaciones. Las nuevas sanciones que se avecinan en respuesta a la agresión militar contra Ucrania solo empeorarán las cosas para el régimen de Lukashenko.



Bielorrusia envuelta en guerra



El asalto ruso a Ucrania desde Bielorrusia ha puesto de manifiesto que Lukashenko ya no es el comandante en jefe de facto del país. Es posible que ni siquiera supiera de la decisión de Putin de invadir Ucrania hasta la noche anterior.



En las semanas previas a la guerra, el gobierno bielorruso intentó distanciarse de la posición rusa. El ministro de Relaciones Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, prometió que todas las tropas rusas abandonarán Bielorrusia después del final de los ejercicios militares ruso-bielorrusos “Union Resolve”.



Las tropas rusas no solo se quedaron quietas, sino que también utilizaron el territorio bielorruso como plataforma de lanzamiento para la invasión de Ucrania. Los aviones y helicópteros militares rusos que atacaban objetivos ucranianos continuaron volando hacia y desde los aeropuertos bielorrusos y hubo varios incidentes de misiles disparados desde Bielorrusia.



Aunque actualmente no hay informes confirmados de que las fuerzas armadas bielorrusas luchen junto a las fuerzas rusas, Lukashenko declaró recientemente que: “Nuestras tropas no están [in Ukraine] pero si es necesario, si Bielorrusia y Rusia los necesitan, allí estarán.



El presidente bielorruso también amenazó con que las tropas y armas rusas estacionadas en Bielorrusia se mantendrían en respuesta a la probable acumulación de fuerzas de la OTAN en Europa del Este.



Una marioneta del Kremlin



Lukashenko ya no intenta ocultar que las decisiones sobre la defensa de Bielorrusia ahora se toman sin su participación. La guerra en Ucrania aceleró la transformación de su régimen en un títere del Kremlin.



Dado que Putin no reconoce el orden internacional postsoviético, hay muchas razones para suponer que cree que Bielorrusia, como Ucrania, no tiene un derecho legítimo a existir. Por ahora, podría ser conveniente para el Kremlin mantener a Lukashenko bajo control dentro de las fronteras oficiales de Bielorrusia, mientras controla su defensa y su política interna. Sin embargo, el resultado de la guerra en Ucrania podría tener graves consecuencias para Bielorrusia.



Es probable que Putin avance en la integración política dentro del marco de la unión estatal entre Bielorrusia y Rusia, lo que degradaría efectivamente al gobierno y las instituciones estatales de Bielorrusia.



También podría decidir anexar la República Popular de Donetsk ucraniana y la República Popular de Luhansk al estado de unión, así como las regiones georgianas separatistas de Osetia del Sur y Abjasia, y luego hacer lo mismo con Moldavia Transnistria. Si eso sucediera, el estatus de Bielorrusia caería al nivel de esos pequeños estados no reconocidos.



Convertirse en el títere de Putin no es el final político que esperaba Lukashenko durante sus casi tres décadas en el poder. Solo una pequeña minoría de bielorrusos daría la bienvenida a tal unión.



Y ya existe una creciente frustración entre el público bielorruso por la presión de las sanciones y el apoyo forzoso a la invasión de Ucrania, que va en contra de la mentalidad tradicional bielorrusa de neutralidad.



La ira de los bielorrusos comunes fue bastante palpable durante el referéndum, cuando los gritos de “¡No a la guerra! estalló entre los reunidos para votar. Aunque en la actualidad es poco probable que alguien dentro del régimen bielorruso se pronuncie contra Lukashenko, esto podría cambiar a medida que Bielorrusia comience a sufrir sanciones adicionales impuestas debido a su apoyo a la invasión de Rusia.



Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la posición editorial de Al Jazeera.



Contenido original en Inglés



MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/2022/03/01/mientras-ucrania-resiste-a-putin-bielorrusia-se-convierte-en-su-titere-crisis-ruso-ucraniana/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente