jueves, enero 28, 2021

Mira los asesinos en series mas crueles

Mas leido...

El Asesino en serie Michael Heidnik (El Sembrador de Bebes)

Gary Michael Heidnik (mil novecientos cuarenta y tres-mil novecientos noventa y nueve) fue el asesino estadounidense que raptó, torturó...

Juan Fernando Hermosa (El Niño del Terror) Ecuador

A los quince años lideraba una pandilla juvenil dedicada al hurto de carros​ El ‘Niño del terror’ Mataba a Balazos​ A...

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​

Alexander Novikov Asesinado y Comido por vecinos.​ En la mañana del dieciocho de diciembre, los escolares de la urbe de...

Andrei Chikatilo ‘El destripador Rojo’


Chikatilo o bien el ‘El destripador rojo’, es el mayor asesino en serie de la historia de la Unión Soviética. Nacido en el mes de octubre de mil novecientos treinta y seis, fue conocido por cometer ataques sexuales, asesinatos y mutilaciones a mujeres y pequeños entre mil novecientos setenta y ocho y mil novecientos noventa. El asesino confesó cuando menos cincuenta y seis de los homicidios y en el mes de abril de mil novecientos noventa y dos fue juzgado por cincuenta y tres de ellos. Tras ser condenado y sentenciado por cincuenta y dos muertes, fue ejecutado en mil novecientos noventa y cuatro.

Andréi en su niñez era retraído, inseguro y inhibido por su miopía. Tenía una singular poquedad con las mujeres, algo que le pasó factura en una relación adolescente, la que se rompió por su impotencia sexual. Años después, tras graduarse como profesor empezó a sentirse atraído por los menores de doce años y se colaba en los dormitorios de las viviendas de estudiantes para masturbarse mientras que observaba a los pequeños.

Pese a la disfuncionalidad sexual que le impedía sostener una erección consiguió dejar encinta a su mujer y ser padre de 2 hijos. Su trayectoria como delincuente empezaría con el rapto de una pequeña de 9 años en mil novecientos setenta y ocho a la que persuadió para ir a una cabaña en las afueras de la urbe.

Al llegar y también procurar desnudarla le hizo un rasguño y el ver aflorar la sangre le ocasionó una erección. Ahí empezaría todo. Desde ese instante sus asesinatos estuvieron marcados por la busca del clímax mediante las puñaladas, mutilaciones, bocados y chillidos de terror. Realizó el canibalismo y muy frecuentemente ululaba de placer al arrancar los ojos o bien pezones de sus víctimas. Era especialista en extraer los úteros de las pequeñas y los testículos de los pequeños que se guardaba como trofeo tras eyacular sobre sus cadáveres.

Ed Gain


Edward Theodore Gein, llamado ‘El carnicero de Plainfeld’ nació en el mes de agosto de mil novecientos seis en Wisconsin. Tras una niñez difícil, rodeado de inconvenientes familiares y una dura disciplina, este hombre y su psique atroz y sicópata han alimentado las psiques de escritores, cineastas y músicos. Su vida estuvo marcada por la muerte, la tristeza y la soledad. Empezó falleciendo su padre, después su hermano en un incendio bajo extrañas circunstancias y finalmente perdía a su madre y se quedaba totalmente solo un poco antes de cumplir cuarenta años.

Las andaduras delincuentes de Ed Gein empezaron poco una vez que esto ocurriera. No obstante, su macabra actividad se descubriría tras una investigación policial en la residencia del individuo. La desaparición de una mujer en Wisconsin centró la atención en Ed Gein, algo que llevó a los agentes a registrar el domicilio. Cuando estos llegaron hallaron descubrimientos terroríficos de todo género que habían continuado ocultos a lo largo de un buen tiempo. Entre ellos estacaba primordialmente el cuerpo de la desaparecida desnudo, colgado de los tobillos, degollado, abierto en canal y vacío de vísceras.

Con el tiempo y las propias declaraciones del asesino se descubrió que abría tumbas de mujeres ya fallecidas y en su casa curtía sus pieles para hacer objetos como abrigos o bien lámparas e inclusive cinturones con sus pezones. De igual modo empleaba los cráneos de sus víctimas como tazas y las vulvas las guardaba en cajas. La historia y desgarradora actividad delincuente de Gein inspiraron la creación de la novela Psicosis, la película La matanza de Texas e inclusive El silencio de los corderos.


Dorothea Puente


Natural de enero de mil novecientos veintinueve en California, Dorothea Helen Gray fue una admirable dueña de una casa de huéspedes y asesina en serie condenada a cadena perpetua. Con dieciseis años se casó por vez primera y tuvo 2 hijas a las que dio en adopción. Este proceso se repetiría en múltiples ocasiones llegando a casarse 4 veces, dar en adopción tres pequeñas y abortar en otro de sus embarazos. Gray fue detenida en múltiples ocasiones por fraude de tesorería y por tener y dirigir un burdel.

No obstante, no empezaría sus crímenes hasta mil novecientos ochenta y dos cuando siendo dueña de una casa de huéspedes mató de sobredosis a una de sus amigas y asociada de negocios y después justificó como suicidio por depresión de exactamente la misma frente a las autoridades. Poco después un retirado de la pensión llamó a la policía y acusó a Dorothea de drogarle y hurtarle.

Después mató a su nuevo novio y solicitó a un amigo que le ayudara a transportar una caja llena de libros a su nuevo hogar. No obstante, esta en medio del recorrido le solicitó que se detuviese y volcó el contenido en la ribera de un vertedero aduciendo que se trataba solo de basura. A lo largo de los meses siguientes la asesina fue guardándose las pensiones de la víctima mientras que afirmaba a su familia que se hallaba enfermo. Es de esta manera como a lo largo de años y manteniéndose al cargo de un hostal la delincuente fue engañando, robando y asesinando a sus huéspedes más indefensos.

Su especialidad eran los ancianos, personas discapacitadas y exdrogadictos. Su modus operandi consistía en dormir a sus víctimas con pastillas, ahogarles y contratar a otras personas para sepultarlos en el jardín de su hostal. Esto llevó a llamar ese sitio como ‘La casa de los horrores’.


Richard Cottingham ‘Destripador de Times Square’


Richard Francis Cottingham, asesino en serie de la ciudad de Nueva York entre el mil novecientos sesenta y siete y mil novecientos ochenta, asimismo conocido como ‘asesino del torso’ se halla preso actualmente en la cárcel de Nueva Yersey. Nació en el Bronx en mil novecientos cuarenta y seis y se cruzó con el escritor Peter Vronsky, como este bien especifica en su libro, tras uno de sus asesinatos.

Su carrera como homicida empezó con la muerte por estrangulamiento de una mujer, madre de 2 hijos que hallaron en un vehículo absolutamente desnuda. Más adelante fueron descubiertos más asesinatos a putas, a las que les acababa cortando las manos y la cabeza, unas partes de sus cuerpos que jamás se llegaron a localizar.

El delincuente, que había utilizado exactamente el mismo hotel para hacer sus asesinatos en diferentes ocasiones fue descubierto en su escenario del crimen. En un caso así, los chillidos de terror fueron tan brutales que el personal del hotel llamó a la policía, que detuvo a Cottingham mientras que este portaba una navaja, pistolas, un mordaza y pastillas.

Pese a que ha sido condenado a cadena perpetua por nueve asesinatos confirmados, el delincuente demanda haber efectuado de ochenta y cinco a cien homicidios.


Isabel Bathory ‘Condesa Sangrienta’


La condesa Báthory Erzsébet, castellanizado Isabel Bathory perteneció a la aristocracia en Hungría y ha pasado a la historia por tratarse de la mujer que más asesinatos ha cometido en la historia de la humanidad. Son seiscientos cincuenta las muertes que carga a sus espaldas, todos , crímenes motivados por su obsesión con la belleza.

La noble nació en Transilvania y pasó la mayoría de su niñez y juventud en el castillo de Csejte en los que padeció múltiples ataques de ‘locura’, considerados actualmente capítulos de epilepsia.

Su vida como asesina empezaría en la etapa de los cuarenta y cuatro años, cuando conmovida y atemorizada por el correr del tiempo, ofuscada con su aspecto físico y observándose poco a poco más próxima a la ancianidad se dejó llevar por sus impulsos más oscuros cometiendo terribles asesinatos. Un día cualquiera una de sus doncellas la peinaba y involuntariamente le dio un tirón de pelo, a lo que esta respondió con un guantazo que hizo sangrar la nariz de su criada.

Al sentir que la zona de su semblante donde había salpicado la sangre de esta se veía más lozana comenzó a relacionar la sangre con su juventud. Velozmente en un ataque de insensatez ordenó a su maestresala asistirla a decapitar a la muchacha y completar un barreño con su sangre, donde pocos minutos después decidió bañarse.

La aristócrata hizo de esta práctica algo frecuente, y mientras que sus agentes la proveían de muchachas de entre nueve y dieciseis años esta prosiguió cometiendo sus rituales sanguinolentos. Aparte de todo esto, transcurrido un tiempo la condesa empezó a sentir placer quemando anteriormente los genitales de sus sirvientas con candelas y lignitos o bien mordiendo sus mejillas y pechos para tomar su sangre y sentirse más joven y plena. Actualmente se trataría de una suerte de enfermedad sadomasoquista.


Wayne Williams ‘El asesino de pequeños de atlanta’

Wayne Williams, se halla hoy en día encerrado en la cárcel de la ciudad de Atlanta cumpliendo cadena perpetua. Natural de mil novecientos cincuenta y ocho y responsable de cuando menos treinta infanticidios. No obstante, no ha sido juzgado por ninguno de estos crímenes a pequeños y el acusado prosigue insistiendo en su inocencia. El hijo de maestros, cronista y productor discográfico fue considerado sospechoso de unos asesinatos en el río Chattahoochee.

Pese a no haber asumido a culpabilidad de los infanticidios, el polígrafo efectuado por las autoridades y diferentes pruebas han clarificado y señalado la absoluta responsabilidad de este delincuente. Muchos son los casos que se fueron destapando en la ciudad de Atlanta entre mil novecientos setenta y nueve y mil novecientos ochenta y uno de crímenes a menores en los que se realizaba la técnica de estrangulamiento, forcejeo y siguiente muerte y hundimiento en el río.


Samuel Little

Natural de Georgia en mil novecientos cuarenta, Samuel Little es un asesino en serie que asevera con certidumbre haber acabado con la vida de noventa y tres personas. El FBI le ha calificado como el asesino en serie más fecundo de la historia de los USA. Como mismo ha confirmado, nació en condiciones difíciles pues su madre ejercitaba la prostitución. De joven fue llevado a una corporación para criminales juveniles.

Tras ser detenido por haber efectuado hurtos, intentos de violación y agresiones, en mil novecientos ochenta y dos se le acusa por vez primera del asesinato de una mujer que llevaba tiempo desaparecida. A causa de declararse culpable de este y otro asesinato más, la catarata de sangre empezó a manchar el trascurso de su vida.

Pasó por California, Los Ángeles y Kentucky entre otros estados y en todos cometería por lo menos un asesinato. Samuel Little recorrió los USA asesinando y torturando a decenas y decenas de mujeres a las que acostumbraba a asfixiar y lanzar por precipicios, barrancos o bien bosques.

- Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Lo ultimo

El Asesino en serie Michael Heidnik (El Sembrador de Bebes)

Gary Michael Heidnik (mil novecientos cuarenta y tres-mil novecientos noventa y nueve) fue el asesino estadounidense que raptó, torturó...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -