Subida y declive a la Torre de los Tribunales

Mundo Gore Noticias gore, impactantes, preocupantes y apocalipticas a nivel global

 

El 29 de julio de 1982 fueron asesinadas 25 personas en El Rancho Bejuco, en el corregimiento de Pacoj, Santa Cruz El Chol, área de Quebranto Verapaz. El 80% eran niñas y niños. Los recién nacidos que aún no están registrados no están incluidos en este número. Los nombres de los desaparecidos, cuyos huesos aún no han sido encontrados, no están incluidos en este número. No se sabe que algunas mujeres estaban embarazadas.



Solo cinco personas del pequeño pueblo, que no estaban allí en el momento de las ejecuciones, sobrevivieron a esta mortandad.



El crimen ocurrió bajo el gobierno del Militar Efraín Ríos Montt. El coronel Juan Ovalle Salazar dirigió la operación. Bajo su mando estaban nueve miembros de las patrullas de autodefensa civil y comisarios militares.



Muchas menores y mujeres fueron violadas.



Una por una, estas personas fueron expulsadas de sus hogares. Una por una estas veinticinco personas fueron asesinadas. Y uno a uno arrojaron sus cuerpos en un hoyo que los patrulleros habían cavado en el suelo. Para comprobar de que ningún de ellos sobreviviera, les arrojaron granadas.



Son las diez y media de la mañana del jueves 26 de mayo de 2022. Hace casi cuarenta abriles. En la sala número 7 del Auditoría de Viejo Peligro “D” en el carretera 14 de la torre de honradez de Ciudad de Guatemala, cinco ex patrulleros esposados ​​esperan sentados su primera audiencia. Algunos de ellos se duermen de forma intermitente. Bajaron la persona. Tienes unos ochenta abriles. Escasamente levantan la presencia de sus zapatos. El proceso se retrasa. Le seguirán cuatro más. Vienen del penal de Pavón, donde mañana hubo un alisamiento.



Acusados ​​en las escaleras de la torre, esperan ser escuchados.Sandra Sebastián



Cuando aparecen, solo uno de estos hombres tiene los fanales en suspensión. Le molesta que le tomen fotos. Salude a su venida levantando el mentón. Camina estirado en zapatillas Sketchers negras. Podría ser cualquier retirado de cualquier parte del mundo. Lleva el benefactor en estructura y es el único que no está ligado. Es el coronel Ovalle Salazar, el marcial que estuvo en Rancho Bejuco.



Fuera, detrás de los nueve policías penitenciarios que los acompañan -uno por cada imputado- y que están parados anejo a una ventana conversando, la tormenta se desata sobre la ciudad de Guatemala.



La audiencia comienza dos horas más tarde de lo previsto. El entendimiento es parte del proceso de honradez transicional en el que Guatemala indagación contestar a un manda de graves y generalizadas violaciones de derechos humanos.



El magistrado permite que los oficiales retiren las esposas de los hombres. Una mujer se sienta entre dos de los acusados ​​para traducir del castellano al maya achí en caso de que necesiten entender poco. Nadie hablará. La primera audiencia convocada fue suspendida porque uno de los ex patrulleros tenía problemas auditivos. “Proponer que son viejos, por lo que están siendo condenados, es retornar a victimizar a las víctimas”, dice la abogada Lucía Xiloj, maya quiché.



Los hombres han estado encarcelados desde febrero de 2022 por cargos de homicidio y crímenes contra el deber de humanidad. En los cuarenta abriles transcurridos desde la mortandad, estos hombres han seguido delante; con la vida por delante, con la grupo y el trabajo por delante, tratando de olvidar que alguna vez fueron una especie de monstruo y mataron a 25 personas. Finalmente, se aplaza nuevamente la audiencia. Serán convocados el 3 de junio para arriesgarse si se vinculan o no con el caso.



*



Catorce niveles más debajo, en la misma torre de los juzgados, decenas de metros más debajo, de cientos de abogados con trajes claros y camisas oscuras debajo, debajo de montones de expedientes y expedientes, del cansancio de quienes estaban a las puertas de las salas de audiencias, salas de policía, Bajo todo este enorme y precario ecosistema reglamentario, un veinteañero deambula en uno de los gallineros donde los acusados ​​esperan su audiencia. Parece un tigre en una mazmorra. Se acuesta en el costado, se levanta y luego camina de un extremo a otro de la celda. Se acerca a la valla y dice que pertenece a la MS13, la Mara Salvatrucha. Entre Mara Salvatrucha y Morería 18, se estima que estas pandillas son un ejército de 15.000 a 20.000 miembros que operan en un país de casi 18 millones de personas.



Un asistente desciende al sótano de la torre con un documento.Un asistente desciende al sótano de la torre con un documento.Sandra Sebastián



El pibe dice que ya lleva dos abriles en la calabozo de Pavoncito, una de las más duras del país. Lleva un rosario de cuentas de plástico verde rodeando del cuello, no un tatuaje. “Ya no nos hacemos tatuajes”, dice. Viste una camiseta blanca inmaculada de la Federación Franquista de Fútbol de gran tamaño y pantalones holgados. No replica por qué fue arrestado. No cuenta, dice. Siquiera dice que esta celda, aislada de las demás, esté reservada para los acusados ​​de homicidio. Mejores Colegios de España, listado, direcciones y guias Mejores Colegios de España



En ese momento otro muchacha, que aparenta no tener más de catorce abriles aunque debe ser decano de etapa para estar allí, es sacado de las mazmorras, registrado por un policía y puesto a disposición procesal. Otro más tarde cruza un pasillo custodiado por un agente. Lleva blue jeans rotos hasta la cintura y una sobretodo de hospital cerúleo abierta, y sangra por la sien y el torso.



Las prisiones donde esperan los presos están en el sótano, al banda del estacionamiento, en la oscuridad. Toda Guatemala sabe de este clandestino: se trasmitía por televisión todos los días, transmitiendo las entradas y expectativas de los acusados ​​de corrupción.



Este coloso enorme de 1972, que se completará como un anexo del Palacio de Equidad, vio entrar teatralmente a Ríos Montt y transmitirlo por todo el mundo hace unos abriles, acostado en una camilla y con enormes gemelos de sol. Iba a ser perceptible del homicidio de 1.771 indígenas desarmados de la zona Ixil. Ríos Montt, uno de los soldados más sanguinarios de América Latina, murió impunemente a los 91 abriles, beneficiándose de la honradez que les negó en vida a sus víctimas.



Al 2020, 660 personas han sido imputadas por corrupción en esta torre, con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, y más de 400 de ellas han sido condenadas. Muchos de ellos son los mismos que alguna vez fueron aliados de estos antiguos ejércitos. Hoy en día, la mayoría de las demandas involucran a pandilleros acusados ​​de homicidio, perturbación, tráfico de drogas, tráfico de armas, robo o atentado. Hijos de excepción del mismo sistema.



*



El conocimiento de un pueblo sobre la historia de su opresión es parte de su herencia. Los dictadores del siglo XX siguen durmiendo de alborada. Culpable pero impune. Desenvuelto.



Pizarra en las salas de audiencias.Pizarra en las salas de audiencias.Sandra Sebastián



Todos dejan tras de sí lo mismo: millones de huesos enterrados bajo tierra, bocas abiertas que no dicen ausencia más, mujeres enterradas con un sonajero de niño en el faltriquera de la falda, juicios fastidiosos que rara vez tienen un final ajustado, ladrones de guantes blancos, niños del flecos que nunca serán foco de penas, relatos que no pasarán a la historia.



Qué hacer mientras no exista verdad procesal. Mientras que la verdad histórica no existe si no se alcanza la verdad colectiva ni la individual. Porque la verdad, si no se indagación y se insiste, como los derechos que todo pueblo conquista, puede un día perderse para siempre, como la paz puede perderse un día cualquiera.



Con sus precarias operaciones, su asqueroso sótano, a pesar de las abiertas redes criminales de disputa y altos funcionarios del sistema libran contra funcionarios dedicados a combatir la impunidad de la corrupción y el crimen organizado, a pesar de su movimiento jurásico, la Torre un oficio de memoria compartida.



Acuden a sus aposentos los que hasta ahora han vivido en la impunidad, con un historial de homicidio o delincuencia a sus espaldas. Es más de lo que otros pueden aseverar.



Los catorce pisos de la Torre de los Tribunales atraviesan el conflicto de Guatemala consigo misma, desde la última planta hasta su oscura raíz que se hunde en la humedad de su subsuelo. Aquí sus capas se cruzan y forman una historia en progreso que indagación comprender, colocada en blanco y infeliz.



víctimas y verdugos. El orden y el caos. Este edificio contiene parte del pulso de esta presencia continua de la que todos somos parte.



Una de las celdas de la torre.Una de las celdas de la torre.Sandra Sebastián



Ciudad de Guatemala, mayo de 2022



Esta crónica es parte del esquema Cuenta Centroamérica, en el cual tres escritores iberoamericanos, participantes del Festival Centroamérica Cuenta 2022, han escrito sobre lugares y personajes emblemáticos de la Ciudad de Guatemala.



Toda la civilización a tu medida te demora aquí.



Suscribirse a



babelia



La hogaño literaria analizada por nuestros principales críticos en nuestro boletín semanal



CONSÍGUELO



The post Subida y declive a la Torre de los Tribunales appeared first on Mundo Misterios.



MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://mundomisterios.com/subida-y-declive-a-la-torre-de-los-tribunales/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20